PATÉ DE CALAMARES EN SU TINTA DE IVÁN DOMÍNGUEZ

lunes, junio 13, 2016

(*)

“Los músicos y los profesores investigadores estaban en la sala sin saber muy bien que hacer; se miraban entre ellos, con cierta desesperación. Allí, en frente de ellos, dos gansters les apuntaban con dos pistolas y les observaban atentamente. El profesor Frisbee, estaba intentando con diversas artimañas conseguir distraerles, pero no lo conseguía. De repente, los ojos saltones del  limpia ventanas ven la solución. Trata de captar la atención del profesor Frisbee, le mira, carraspea, levanta el índice como para hablar, pero el profesor sigue intentando con patéticos esfuerzos convencer a los gánsters con argumentaciones sin sentido.

Frisbee por otro lado, está desesperado por salir e impedir la boda de la mujer que ama, con el mafioso Tony Crow. Aun no se lo ha dicho, pero sabe que es correspondido.  Ella, no quiere casarse con Tony, pero no puede hacer otra cosa. Como en las mejores películas en blanco y negro está sacrificándose por amor. Tony no la ama, pero al casarse busca poder acogerse a la enmienda que impide que una esposa testifique contra su marido, como iba a hacer ella antes de desaparecer del night-club dónde trabajaba.  Se cruzó en su camino, aquella noche desapacible, cuando al abrir la puerta se la encontró mojada bajo la lluvia  mientras le pedía refugio en el instituto. No pudo negarse. Entonces entró y bajo la luz fría de los fosforescentes su pelo dorado brilló como el oro, mientras que sus ojos verdes refulgían como esmeraldas. No pudo negarse y pronto la felina presencia de Honey por el instituto transformó el ritmo de trabajo y las actitudes de los profesores, todos mayores, serios y muy circunspectos.  Cuando ella pasaba contoneando sus caderas, el aire que movía, les hacía levantar la mirada, volar los papales y perder los acordes que habían llegado a sus mentes en aquel momento. Él, no pudo dejar de sentir el magnetismo del personaje, alguien tan lejano a él, tan poco sensible con sus proyectos, con su forma de vida ordenada y disciplinada. Pronto se sintió totalmente hechizado por esa mujer y sólo pensaba en estar con ella. Poco a poco la fue atrayendo a su mundo… y ahora, ella le miraba fijamente cuando trabajaba y mantenían conversaciones  muy interesantes.

Honey se sentía morir. Casarse con Tony era firmar su sentencia de muerte.  El sólo la mantendría con vida, mientras durara el juicio. Luego, cuando fuera declarado inocente (sin su testimonio el juicio estaba perdido), la dejaría en cualquier lugar si no encontraba un modo inocente de hacerla desaparecer.  Aquel sacerdote, iba muy despacio, entre que no oía bien y que estaba un poco asustado por la presencia de la banda, la ceremonia, aunque rápida se estaba retrasando. Pensó en Frisbee y en como en aquellos días se había convertido en alguien importante para ella.  Le gustaba lo atolondrado que se ponía cuando ella estaba cerca, como le olía el pelo disimuladamente cuando se acercaban sus cabezas, como rozaba con su mano la suya cuando comían juntos en el comedor o cuando se lo encontraba ensimismado componiendo melodías mientras no le quitaba ojo. Pronto descubrió a un hombre tierno, noble, limpio de corazón, muy diferente de los hombres del mundo en los que ella se movía. Todos en general se volcaron en cuidarla, y ella se sentía tan protegida y tan mimada entre aquel equipo de hombres, que estaba confusa. Hubieran sido capaces de ser felices? Un gran estruendo se oía en la sala dónde estaba retenido el equipo. Tony se estaba poniendo nervioso…porque estarían tocando con tanto ritmo y volumen? 

El profesor Magenburch interceptó la mirada nerviosa del limpia y la siguió. Vió la enorme pieza circular de origen hispánico que había sobre la puerta de la sala… y lo entendió todo. En el ensayo del otro día, vió como debido a las vibraciones de la música oscilaba de un lado a otro. Entendió que el limpia quería que tocaran y la hicieran caer sobre uno de los gánsters que estaba sentado justo debajo. Así que, silbó a Fresbee y le sugirió que tocaran. No le entendía, pero con un gesto de cejas hacia arriba le indicó el camino. Fresbee sonrió y cogió uno de los tambores mientras les decía a los gansters que iba a amenizar la espera con una composición. Empezaron a tocar. “ 

A song is born (nace una canción), 1948
Abril Expósito

                                                         -.-

Esta introducción cinéfila era para “colocar” la música en esta receta. Ahora entenderéis porqué. Hace unas semanas hice una cena para la familia de un amigo mío en que todos sus miembros, a excepción de él, son músicos. Músicos de orquesta.  

Al poner la mesa, y como mi amigo siempre se encarga de ello, traté de ser muy creativa. Me vino a la cabeza, algo que había visto en alguna página de revista o blog sobre decoración vintage y utilicé mis viejos vinilos como bajoplatos.  Todavía guardo bastantes, los que más me gustaban, no porque confíe en oírlos algún día, sino por sentimentalismo. Obviamente cogí los de música clásica, dos óperas y un concierto (Tosca y Mdme. Butterfly y Mahler). Estaba muy satisfecha con mi mesa vintage.
 
 
 
 
Sonó el timbre. Entró todo el mundo. Los primeros minutos transcurrieron en “mirar el níspero de fuera de la ventana, queréis una cerveza, dejar las chaquetas y los bolsos aquí, sí, esas fotos son de Chicago”. Tan sólo mi amigo se percata de la decoración de la mesa y me la alaba en complicidad.  Se sientan a la mesa y entonces ellos, los músicos, esa raza de gente especial (mi propio abuelo era músico también, así que les conozco muy bien), se dan cuenta.

-“oh… el director de este concierto es mi director favorito-dice uno de ellos
- Ah – contesto – que casualidad
- Pero va a estropearse este disco aquí
- ¿Cómo va a estropearse? Está debajo del plato y no vamos a rallarlo con nada… De todos modos no me importa, son discos que ya no podré oír, y no me importa. De hecho los estoy reciclando para este uso.
- Pero nosotros si tenemos tocadiscos de vinilos
Me quedo unos minutos sorprendida, sin capacidad de reacción, hasta que digo;
-      Bueno, si los queréis os los podéis llevar. Por mi, feliz de regalároslos. 

En un segundo se levantan dos de ellos y recogen los bajo platos. Sonrío. Músicos.

Al margen de esta anécdota, simpática y que nunca hubiera podido prever, aunque me encantó la sinceridad y espontaneidad del momento, la cena fue un éxito.


Uno de los platos que cociné era un paté de calamares en su tinta que aprendí en Alimentaria16, como la receta del Salmorejo blanco que os presenté hace unos días. La presentó Iván Domínguez, una estrella Michelin que hizo un Showcooking que me dejó boquiabierta (podéis verlo aquí).  

Lo encuentro un paté ideal para estos días de verano. Sorprendente, con intenso sabor a mar, hechizante.  Probadlo, pq además es fácil.  Para hacer los calamares en su tinta usé la receta de Clara Villalón, con la que me quedaron fantásticos.

 
 
PATÉ DE CALAMARES EN SU TINTA DE  IVÁN DOMÍNGUEZ

Ingredientes:
(para 8 personas)

Para los calamares
1kg de calamares (si es posible con sus tintas)
4 bolsitas de tinta (yo la compré en La Sirena)
1 cebolla
1 ajo
1 cucharada de tomate frito
1 hoja laurel
Las tintas calamares
½ vaso vino blanco
1 hoja de laurel
1 cucharada de pimentón de la Vera
Sal/pimienta
AOVE

Para el paté
Miga de pan
AOVE

Para hacer los Calamares

Limpiamos los calamares y los troceamos.
 
En una cazuela de hierro, o barro pochamos la cebolla y el ajo. Cuando esté bien pochada añadimos la cucharada de tomate frito. Dejamos sofreír 2 minutos y añadimos una cucharada de pimentón de la vera. 
 
Incorporamos los calamares, el laurel y un poco de pimienta. 
 
Añadimos el vino blanco, dejamos evaporar subiendo el fuego durante unos 3’.  Si la tinta es la congelada ponemos dos sobrecitos; si es la de los calamares la colaremos para evitar impurezas.
 
Esperamos que vuelva a hervir, y lo dejamos hervir durante una hora o dos. Vamos añadiendo caldo de pescado o agua si vemos que se nos queda sin líquido. 
 
Cuando estén hechos podemos congelarlos esperando el día que vayamos a hacer el paté o hacerlos.  

Para hacer el paté:

Cogemos los calamares. Si tenemos Thermomix lo hacemos todo ahí que nos quedará finísimo. En mi caso usé un robot.
 
Añadimos a los calamares que habremos puesto en el vaso, miga de pan. Yo puse aproximadamente la correspondiente a media barra de pan, que no es mucha pero ocupa más o menos la palma de mi mano. 
 
Empezamos a triturar… cuando hayan pasado unos segundos, vamos incorporando el AOVE en un hilo como si hiciéramos mayonesa. En mi caso la mezcla adquirió un tono gris, así que añadí dos bolsitas más de tinta que había comprado. Cuando tenga la textura de paté paramos. Y ya está. Cómo veis es muy sencillo pero es delicioso.
 
Servir a temperatura ambiente con tostaditas. Se puede adornar con un poco de pimentón.  DELICIOSO!
 
(*)  La película  A song is born, es del año 1948, con Danny Kaye y Virginia Mayo
      Existe una 1a versión de1941, Bola de fuego con Gary Cooper y Barbra Stanwick

Te puede interesar...

7 comentarios

  1. ¡Qué paté más curioso! Ideal para impresionar!
    Feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la introducción, cinéfila y musical :)
    Muy original y con una pinta fantástica!

    ResponderEliminar
  3. Mira que ya me lo habías contado pero he vuelto a sonreír leyendo la anécdota de tus amigos :)
    La intro de la peli me ha gustado... jo... al final se casan Honey y Fresbee???... sí, me salió la vena maruja... jaajajaa
    El plato, riquísimo!! Este también me lo apunto para cuando vuelva a Barna :P
    besos guapa

    ResponderEliminar
  4. Cuando vine a vivir a Olost, los regale todos,. Como tu guardé cuatro que estan en un rincón. Algún día los usaré de atrezzo.
    Pues no debe estar mal este paté, siempre que pueda lavarme los dientes después, que la tinta es muy traicionera 😉
    Besos


    ResponderEliminar
  5. Wuauuu toda una novedad este paté!! Habrá que probarlo

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Que bonito escribes Abril y que delicia de paté, de historia y de cadencia en cada momento.
    Un abrazo enorme y mi mejor vibra corazón!!

    ResponderEliminar
  7. una bonita historia¡¡ y un rico pte.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, comentario, duda o aclaración. Agradezco enormemente que lo hagas y gracias por visitarme!

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: abrilex@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Archivo

Lo más reciente

Entradas Populares