COCINEROS DEL MUNDO EN GOOGLE+ : HUEVOS O CITRICOS

viernes, febrero 27, 2015


 
Ya está aquí Cocineros del Mundo en Google+…. Victoria en Enero os extrañamos, pero entendemos perfectamente el descanso necesario y vital que requiere este megarreto. 

Tu propuesta de febrero me encanta… Cítricos y Huevos… he tardado en decidirme porque ambas opciones me gustán… Cítricos más, para que voy a engañarte, pero resulta que en nuestro Cooking the Chef, mi aportación es muy cítrica… así que … huevos.  


Sabéis una de las cosas que, aún no he hecho y me gustaría más cuando estoy en un hotel estadounidense y voy a desayunar ?...Pues abrir la carta, mirar al maître con seguridad y decirle que quiero unos Eggs Benedict... y tras unos minutos ver cómo me los traen dentro de una campana metálica. Ese es uno de mis sueños… y fijaros si es sencillo…y aún no lo he cumplido. Entre otras cosas porque son contadas las veces que he estado en un hotel USA.  Pero ahí está el deseo.

Así que, ya tenía ganas de traerme esos huevos al blog. Aunque aún no los haya disfrutado in situ. Todo llega. Paciencia.  Estoy segura que no está lejos ese día. 

Y aquí estoy mi querida Victoria, rozando el timing, pero feliz un mes más de participar en este reto tuyo tan fantástico. BESOS y feliz 2015, que estará lleno de geniales propuestas y sincera amistad.

El origen de estos huevos tiene como muchas de esas recetas míticas de los Estados Unidos un origen confuso, y en wikipedia encuentro 3 diferentes orígenes:
 
·        Una de ellas lo sitúa en el Waldorf Astoria, como la Waldorf salad.  En esta leyenda, el maître de hotel en 1942, conocido como “Oscar del Waldorf” oía a un viejo corredor de bolsa, hecho polvo por la resaca, pedir “una tostada con mantequilla, con un huevo pochado, bacon y un poco de salsa holandesa”. Ese cliente se llamaba Lemuel Benedict, i Òscar adoptó la receta, aunque cambió la tostada por un muffin.
 
·        Más tarde en 1967 un periodista escribe en The New York Magazine, sobre una carta que ha recibido de un americano residente en Francia. En ella le cuenta que la receta de los huevos Benedict fue creada por un banquero, E.C. Benedict, que murió en 1920 a los 86 años. La receta llegó al periodista de manos de su madre, que la había recogido de un amigo del banquero.
 
·        Y tenemos una tercera versión, la de Mabel C. Butler, de Massachusetts que en 1967 respondiendo al periodista anterior, contaba que la verdadera historia era la de los Srs. Benedict que comían todos los viernes en Delmonico’s. Un día Ms. Benedict preguntó al maître si no había algo nuevo y él sugirió la famosa receta.
 
Cual os gusta más??? Yo me inclino por la del Waldorf Astoria…. Me gusta el personaje de Oscar del Waldorf, que ya lo visualizo con el rostro y savoir faire, del gran Héctor Helizondo y lo imagino accediendo a los caprichos de su mimado cliente Mr. Benedict.
 
He usado la receta de Gordon Ramsey….
 
 
Aunque he tenido dudas… he pensado en Julia Child (que le introduce un exquisito toque trufa) o la de mi libro de cabecera de cocina estadounidense The new cook Book (pero introduce la paprika en la receta que tampoco me parece a mi que fuera… aunque seguí de este libro las cantidades para la salsa holandesa, ya que Ramsey en el video no las dice). Espero, que cualquier Domingo, os sintáis en el Waldorf o en cualquier hotel de vuestros sueños, y os desayunéis unos auténticos Eggs Benedict.
 
Es una receta muy fácil y sencilla pero requiere dos técnicas que, personalmente, requieren una cierta habilidad. La salsa holandesa que se te puede cortar en un plis y hacer un huevo poché que no siempre sale bien.
 

 
EGGS BENEDICT
 
Ingredientes:
(para 4 personas)
4 huevos
2 muffins
4 lonchas de jamón
Vinagre blanco
Agua
Salsa holandesa
3 huevos
200g mantequilla derretida (mejor si es clarificada y mejor si es de buena calidad)
½ limón en zumo o piel
Sal/Pimienta + Sal Maldon
Bolitas de pimienta rosa (opcional)
 
En primer lugar preparar la salsa holandesa. Sobre un bol con agua casi hirviendo colocamos un bol.
 
Deshacemos la mantequilla en un cazo aparte y la apartamos del fuego para que no esté hirviendo. Para la salsa holandesa es muy “importante” no calentar en exceso (por ello el agua no debe estar en contacto con el bol ni hervir – bajar fuego cuando llegue a ese punto;  y la mantequilla no debe estar a punto de ebullición). Si eso sucede la salsa se nos cortará….pero tiene solución.
 
Separamos las yemas de las claras y ponemos las yemas en el bol. Añadimos una cucharadita de vinagre blanco.  (Opcional: Si previamente hemos reducido el vinagre con estragón perfecto pues tendrá un ligero aroma).
 
Con el batidor de mano vamos revolviendo con vigor las yemas y añadimos en hilo y en poca cantidad la mantequilla deshecha.  Al final iremos viendo como la salsa espesa adecuadamente. Cuando hayamos incorporado toda la mantequilla (si llegáis al punto espeso antes no hace falta que sigáis añadiendo mantequilla…a veces el tamaño de las yemas altera mínimamente las proporciones). El punto de espesor, es que pongáis una cuchara y en el reverso veáis que la salsa tiene la consistencia adecuada para permanecer en ella.  Añadimos la sal y la pimienta y en mi caso la piel de media lima. A mi me gusta más el toque fresco de la lima… pero la receta original habla del zumo de medio limón.  Dejar el cazo con la salsa al fuego (mínimo) para mantener la salsa en óptimas condiciones.
 
Si se os corta no os desesperéis. Sacáis del bol la salsa, lo limpiáis y lo ponéis de nuevo sobre el cazo. Añadimos al bol una cucharada de agua caliente del cazo y empezamos a revolver con el batidor manual, incorporando poco a poco la salsa en el...veremos como la recuperamos. No queda tan fina, pero se consigue recuperarla muy bien.
 
En una sartén plancha ponemos las lonchas de jamón y dejamos que se cuezan sin quedar excesivamente secas.  En el aceitillo que habrán soltado ponemos los muffins abiertos por la mitad por la parte de la miga y dejamos que se tuesten un poco.  Los colocamos en un plato, con las lonchas encima.
 
Ponemos a hervir agua con un buen chorrito de vinagre blanco. Cascamos los huevos en una taza para evitar roturas. Gordon los hizo los tres a la vez, yo fui más despacio…uno a uno.
 
Con un batidor manual revolvemos el agua hasta formar un buen remolino. En ese momento apartamos el batidor y dejamos caer el huevo en el agua tocando la misma muy suavemente. El movimiento envolvente del agua hará que la clara envuelva la yema. Dejarlo apenas 2m hirviendo y sacar con cuidado con ayuda de una espumadera.
 
Colocar sobre el jamón y ponerle un poquito de sal maldón.
 
Napar o cubrir con la salsa holandesa.
 
Poner como adorno y contrapunto unos granos de pimienta rosa.
 
Disfrutad!!!! No puedo decir nada más!
 
 

Te puede interesar...

8 comentarios

  1. Te quedaron divinos, April. De haber sabido que eran del Waldorf me los hubiera pedido una vez que me quedé allá durante una conferencia de blogueras. Ay, que ganas me han quedado siempre de volver a ese hotel, y ahora viendo tus fotos y la receta, más.
    Besos y buen finde,
    Vero
    La cocina de Vero

    ResponderEliminar
  2. Un plato que me encanta, la salsa holandesa no digamos.mmmmmm y si encima le pones el toque de trufa de Julia Child. Muerte total!!!!!!
    Besotes!!!!!

    ResponderEliminar
  3. No sé cual me gusta más, supongo que como tu yo también me decanto por la del Warldof, pero quizás por que me apetecería tomármelos allí, eso sí! después de haber probado tú versión, is amazing!
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu propuesta, super tentadora con esa yemita ummm

    ResponderEliminar
  5. Tot un clàssic sensacional que té l'èxit assegurat!

    ResponderEliminar
  6. Una propuesta muy buena y muy acertada con estos toques que has introducido,para tomar en un desayuno y ser feliz.
    petons

    ResponderEliminar
  7. Mi Mon!!!..yo siiiiiiii, realicé ese sueño el año pasado cuando estuvimos en NYC..en un local con mucha historia y con camareros vestidos con traje negro , pedí estos huevos deliciosos :)
    Eso si, he de decir, que me pesaron en la tripita toda la mañana..así, que si eso te consuela ;)
    A mi tb me gusta más la versión del Waldorf Astoria.. me imagino aproximadamente lo mismo que tu y me hace soñar con otra época!!!...ah, tb pasé por el famoso hotel y metí la naricita dentro ;)
    Miles de cariños y bravo por esos deliciosos huevos!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Que buena pinta, te han quedado de lo más apetecible y ricos, me encantan los huevos preparados así, con lo que me guardo tu receta a ver si me animo a prepararlos en casa!
    Muchos besicos!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, comentario, duda o aclaración. Agradezco enormemente que lo hagas y gracias por visitarme!

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: abrilex@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Archivo

Lo más reciente

Entradas Populares