¡VIVA MÉXICO! - CHONGOS ZAMORANOS

jueves, septiembre 25, 2014


http://cocinamexicanadepily.blogspot.mx/2012/08/sopa-tarasca-y-convocatoria-para-el-16.html

 

Sin saberlo, la cocina te da muchas veces lecciones de vida. Y te las repite, porque a veces, sin saberlo tú, todavía no las has aprendido. Bridget me sigue rondando (y si os soy sincera tampoco quiero que se vaya del todo, pero me gustaría dominarla más yo a ella que ella a mi) y esta receta me ha costado un poco conseguirla.  Y la lección, una vez más, porque no es la primera vez que la experimento, es que la cocina requiere sus tiempos y son importantísimos, por mucho que a veces nos pueda la prisa o la impaciencia (más mi caso), y no podemos improvisar, saltar o pensar que no va a notarse. Se nota. Esto me lo ha enseñado mucho el hacer pan… la masa sube cuando sube, no cuando tu quieres.... Y casi siempre que un proceso requiere tiempos… deben ser sagrados. No hay más. Y la vida es así también. Hay que saber esperar y hacer las cosas en el momento adecuado.

 
Allá por el mes de Diciembre pasado, cuando Mayte, de Rústica publicó esta receta,  me sedujo enseguida. Me puse manos a la obra, porque precisamente tenía un pote de cuajo que me había regalado Virginia de Sweet&Sour. Aquí en Barcelona, por entonces yo no había conseguido encontrarlo…aunque ya tengo una farmacia localizada (por si le interesa a alguien en Barcelona F.  Hausmann, en Muntaner/Arimon).  Esa primera vez, la cosa no salió muy bien. Pensé que era una receta un poco complicada y pensé … ya volveré sobre ella.
 
Esta semana volví a pensar en ella para el fantástico recopilatorio que Pily de La cocina mexicana de Pily había convocado para el mes de Septiembre, ya que el 16 es el día Nacional de México. El año pasado se me pasó participar, pero este año no quería olvidarme.
 
Lo intenté una segunda vez  y además con inventos, qué quién me lía a mi. Viendo algunas participaciones que ponían los colores de la bandera mexicana me vine arriba. Dividí la leche en 3 partes y dos de ellas las pinté en rojo y verde. Creo que añadir el colorante (que fue líquido) volvió a estropear el proceso del cuajo.  Fracaso más absoluto y tres postres que parecían engrudos.
 
Así que hoy, volví a ello… con testarudez y al fin salió. Detecté otro error, que fue la temperatura de la leche cuando incorporamos el cuajo. Seguramente los cuajos mexicanos funcionan de otra manera y Mayte nos indica en su receta que tras hervir la leche, la dejemos enfriar un poco y cuando esté tibia incorporemos el cuajo. La verdad es que yo lo hice con la leche demasiado caliente y el cuajo se estropea con el calor. Entonces entré en la receta de Virginia, la de la cuajada, dónde indica la temperatura exacta de la leche, y allí ví que tenía que ser entre 34-38ºC. Con más precisión, porque la torpeza estaba en mí al no saber medir la tibieza de la leche, hoy he sido exacta. Además, Virginia nos decía que usáramos unas 20 gotas por l. (con el mismo cuajo que yo tenía en mis manos, de la marca Ultzama) Así que la cantidad también era diferente… y hoy… ha salido!
 
Así que sin más dilación os traigo una receta fantástica: los Chongos Zamoranos. Un postre delicioso que procede del estado de Michoacán y le llega a Mayte de la mano de su madre. Os cito literalmente lo que dice Mayte al respecto:
 
“Su nacimiento está reñido entre la época colonial en los conventos asentados en  Zamora, Michoacán,  otra versión que es la más me gusta es la de la joven enamorada que haciendo queso, se equivoco y añadió azúcar  en lugar  sal, de ahí que se le conozca también como "queso dulce".  Su nombre viene de esa forma curiosa que toma, como el de un chongo enredado en la cabeza, aunque yo siempre los he visto como pequeños corales dorados y suaves.”
 
Y ya para finalizar…qué es un chongo?…duda existencial que me llegó a mi tras leer estas palabras del post de Mayte… pues un chongo es un rizo del pelo… poético.
 
El sabor es fantástico… a caballo entre un flan, unas natillas, leche merengada y una reminiscencia de dulce de leche. O sea, fantástico!

Por cierto que la linda muñeca de la foto, hecha de hojas de maíz, me ha sido prestada para la foto por la tienda de productos genuinos mexicanos MEXICO CON SABOR (de la calle Pérez Galdós 47 de Barcelona - 93237.51.09).
 

 
CHONGOS ZAMORANOS
Ingredientes:
(para 4 cazuelitas de cuajada)

2l de leche fresca pasterizada (no usar uperisada-UHT, el cuajo no funcionaria)
200g de azúcar moreno (esto puede variar según el gusto personal)
Esencia de Vainilla líquida o una vaina
Cuajo de Farmacia en mi caso (40 gotas en mi caso, mirar las instrucciones del fabricante según la marca)
1 barra de canela
 
“Preparación:
Llevar a hervor la leche (si usamos una vaina de vainilla es el momento de abrirla por la mitad y con un cuchillo raspar las semillas dejándolas caer en la leche, antes de ponerla a hervir), retirar del fuego  y dejar hasta que esté entre 34-38ºC.
 
Agregar el azúcar,  y si quieren usar la vainilla, este es el momento, removiendo suavemente, enseguida el cuajo. Dejar reposar 10 minutos.
 
Llevar a fuego medio de nuevo, hasta que rompa hervor y se forme la cuajada por encima, en ese momento bajamos el fuego al mínimo y hacemos cortes grandes ayudándonos con las ramas de canela a lo largo y ancho.
 
Dejar al fuego lento por dos horas.
 
Retirar del fuego, dejar enfriar a temperatura ambiente y refrigerar  como mínimo 12 doce horas.”
 

Se sirven los chongos con un poco de almíbar. La mezcla de ambos ingredientes es fantástica!!!! Personalmente yo colé los chongos y el almíbar lo serví a parte, a gusto personal.
 
VIVA MÉXICO!
 
 
 

Te puede interesar...

12 comentarios

  1. ¡Siiii Viva México! Pues el volver a hacer la receta tiene mucho mérito y que hayas hecho una receta tan difícil que no a todo mundo le sale mucho más! me ha enternecido la monita que te prestaron :) qué lindo, no sabes cuánto me llena de emoción estos post, que cuestan tanto y salen tan bien.
    Mil Gracias
    PILY

    ResponderEliminar
  2. Curiosa recepta, no la coneixia... com la nostra quallada, però després es trenca i es cou encara més... Enhorabona per atrevir-te amb un dolç tan complicat!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tus corales!!! Son maravillosos y de mis postres favoritos, bien dulces, entre pan, solos con un vaso de leche(lo sé, postres con leche, herencia del Abue). Sabía que no iban a resistirse a tu persistencia y tu cariño por reproducir sensaciones y sabores en tu cocina Mon. Sabía que era el cuajo y los colorantes, pero tu siempre arreglas el entuerto como buena Bri...los desastres son lo mejor, en la cocina y en la vida, te dan perspectiva y la oportunidad de volver a comenzar!!

    No sabes que bonito es leer un artículo sencillamente cálido, que desborda amor por mi tierra y sus costumbres más antiguas, tu respetas eso y es algo que no se puede valorar. Ya ves Pily, esta súper feliz con el resultado y yo...ya lo sabes, para mi es un honor, ver por todo el mundo y de la mano de personas queridas, los aromas y sabores de mi México.

    Un abrazo enorme preciosa, siempre lleno de vibra buena!!

    ResponderEliminar
  4. Ohhh que bonito Mon¡¡¡. Mira que pensé en el cuajo, pero no se me ocurrió que podía ser esta receta. Voy a tener que probarlo, porque con tantas indicaciones no me fallará y siendo con leche cuajada se que me va a chiflar.

    Que razón tienes en el tema de los tiempos, pero no solo en la cocina, en la vida hay que seguir los tiempos que te va marcando, porque como en la cocina de nada sirve saltartelos, ella te enseña que cada cosa tiene su tiempo. Un besazo preciosa y muchas gracias por la meción me ha hecho mucha ilusión.

    Estate atenta el Lunes, que la receta tiene su origen precisamente en mi Mon.

    Un besito.& sour"

    Virginia "sweet

    ResponderEliminar
  5. Qué rico me parece este postre y así en cazuelitas queda muy chulo. Las fotos me han encantado, un homenaje a Méjico precioso. Bss.

    ResponderEliminar
  6. Impaciente no sé si serás, pero cabezota mucho. Buscar cuajo por Barcelona y repetir 3 veces la receta hasts conseguir los resultados deseados es de cabezotas ...
    un beso guapa

    ResponderEliminar
  7. Vaya eres de las mías, quién la sigue la consigue! me parece estupendo, te ha salido perfecto y seguro que delicioso. Hoy es el último día así que este año por varias razones no participaré pero tenía una receta preparada para ello, algo muy mexicano que tendrá que esperar un año más, jajaja, ahora espero no perder la receta ;)
    Un besito linda

    ResponderEliminar
  8. Lo tuyo tiene miga....me gusta tu testarudez!!! Si señor. No has parado hasta conseguirlo!!! y así has conseguido lo que te proponías BIEN por ti!!!!
    Eso yo me lo tendría que aplicar. Tengo recetas fallidas por mejorar, que por desídia se quedan en el tintero!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Eso tiene que estar riquísimo!!! Yo el cuajo líquido también me lo traigo de Barcelona porque en Holanda no lo venden en farmacias y tengo que pedirlo a sitios especializados y es un rollo.
    Me apunto eso del chongo, a ver qué tal se me da ;)
    besos guapa!

    ResponderEliminar
  10. Esta claro que cuando te pones vas a por todas y al final has conseguido la receta.No tenia ni idea de esta receta Mexicana. Rica seguro¡¡
    Petons

    ResponderEliminar
  11. Es de mis dulces mexicanos favoritos. No dejo de comerlo cuando paso por allá.
    Besos,
    Vero
    La cocina de Vero

    ResponderEliminar
  12. Tiene que estar muy rico!! No conocía esta receta. Es interesante la cocina mejicana aunque también desconocida, del guacamole y las tortillas no salimos :-))
    Un beso

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, comentario, duda o aclaración. Agradezco enormemente que lo hagas y gracias por visitarme!

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: abrilex@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Archivo

Lo más reciente

Entradas Populares