SUFGANIYOTS - HANUKKAH 2013

miércoles, diciembre 04, 2013


Hoy es el último día que arderá la Menorah. Hoy más que nunca tiene importancia el milagro de la luz y se comerán alimentos cocinados con aceite, protagonista del mismo. Hoy será un día de fiesta, donde la gente se reunirá en casas propias o ajenas, en locales, comerá, bailará, se regalarán golosinas a los niños, etc…
 

Y para celebrakr el fin de Hanukah, éste tan especial que ha llegado muy pronto y ha coincidido con Thanksgiving, he hecho uno de los postres favoritos de los niños (y de los no tan niños) de estos días, los Sufganiyots.

Y los he hecho de la receta de mi admirada Ana, de {hecho en la Propiété} un blog espectacular y que me tiene totalmente obnubilada con sus panes. Ana enseguida te ayuda y se pone en contacto contigo para explicarte lo que haga falta… vaya… un encanto. Su receta de los sufganiyots, es perfecta y si la sigues al pie de la letra salen perfectos. Así que me limitaré a transcribirla pero con mis palabras.

La sufganiá es un donut redondo relleno de mermelada o queso y cubierto con azúcar glas que se suele tomar templado. Los sufganiyots se toman antes y durante el Hanukkah (como nuestros buñuelos en Semana Santa).

No quería irme sin dejar unas bonitas palabras que ya incorporé el año pasado.  Estos días de celebración quieren dejar un mensaje, el de que las Menorah, que han sufrido diversos avatares durante los siglos viven:

simbólicamente en las Sinagogas y espiritualmente en el corazón de cada judío. Sus llamas continúan alumbrando nuestro camino, para decirnos que, aunque cualquier cosa pueda suceder su espíritu es más fuerte que el de la espada

 


SUFGANIYOTS

 Ingredientes:
(para unos 30-40 sufganiyots)

3 cups de harina (yo usé harina de fuerza)
2 cucharadas soperas de levadura seca de panadero
½ cup de leche tibia
½ cup de azúcar
2 huevos
2 cucharadas soperas de mantequilla a temperatura ambiente
½ cucharadita de café de nuez moscada (a mi este toque me gusta y le puse un poco más)
2 cucharaditas de café de sal  (yo puse 1)
Aceite de girasol para freír
Azúcar glas para espolvorear
Mermelada de frutos rojos

En un bol preparar la “masa madre”. En la leche tibia disolvemos la levadura seca y le ponemos una cucharadita de azúcar (eso hará que la levadura reaccione y empiece a trabajar). Tapar con papel transparente.  En unos 10-15min. veremos la superficie llena de burbujitas.

Mientras colocar en otro bol la harina, los huevos, el resto del azúcar, la nuez moscada, la mantequilla, la sal y la leche con la levadura. Unir y mezclar y cuando tenga una cierta unidad ponerla sobre la mesa y terminar de amasar (es una masa fácil de las que no se engancha en las manos). Volver a poner en el bol que habremos aceitado previamente y dejar en un lugar tranquilo y caliente por espacio de 1hora o hasta que veamos que ha crecido bastante.

Volvemos a volcar la masa sobre la mesa (levemente enharinada) y con ayuda de un rodillo la aplanamos. Con un molde circular (o un vaso) vamos cortando círculos y los dejamos sobre papel vegetal. Tapamos de nuevo con un paño de cocina durante unos 15 min. o hasta que veamos que se han hinchado un poco. Si no vieseis cambios los dejáis más rato pues si los freís y no están, os quedarán crudos por dentro (me pasó a mi con una primera tanda…así que esperé un poco más y luego si se hincharon y se frieron estupendamente).

Poner aceite en una sartén con un poco de fondo o un cazo (para que floten que no toquen el fondo) y poner los círculos por tandas. Veréis que se hinchan bastante y se hacen enseguida por ambos lados.

Irlos colocando sobre una bandeja con papel absorbente. Cuando estén tibios meterles en el interior con una manga la mermelada que queráis. Ana los hizo con queso y mermelada de moras; por lo visto los judíos españoles solían hacerlos con queso.

 

Espolvorear por encima azúcar glas y…eso es todo.

Shalom! Hasta el año que viene!
 

 

Te puede interesar...

14 comentarios

  1. Que feliz me haces viendo como te han quedado estos maravillosos sufganiots, como ambientaste la escena y con que respeto y amor has tratado la tradición judía, desde luego para mi tienes un blog muy especial, tocas cocinas de diferentes culturas y nos hablas de sus tradiciones y festividades. Gracias por tus palabras. Un besazo muy fuerte. Shalom!

    ResponderEliminar
  2. Llena de magia, una entrada que entra directo a todos los sentidos, incluido el sentido del alma, el más claro y puro. Me encantan los dulces, aunque con mis curvas contundentes tengo que comer solo unos cinco o 10! jajajaja...Me encanta todo, esa luz suave de las velas sobre los sufganiots, es divina.

    Un abrazo enorme preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Oh, me encantan estas recetas de Hannukah. No conocía estos sufganiots! Qué ganas de probarlos. Gracias por compartirlos :)

    ResponderEliminar
  4. Conozco muy poco de las fiestas Judías, así que nos las enseñes me encanta!! no conocía estos bocados tan ricos, así que creo que con tu receta y un poco de lectura me voy a poner las pilas y a conocer un poco más.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Qué bonita entrada Mon, siempre tan emotiva y siempre con información para que sepamos más de las fiestas judías...
    Y vaya delicia de dulces.. Tomamos nota.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. No conocia nada sobre las fiestas judias, asi que siempre se agradece tus entradas por que me voy sabiendo algo nuevo, a parte de baveando claro. Me parece una receta muy original y pinta deliciosa.
    Besitos guapa!!!
    Ettore.

    ResponderEliminar
  7. Totes les masses fermentades són complicades de fer, però a tu t'ha quedat perfecte.
    Farcit de melmelada ha de ser de vici total!

    ResponderEliminar
  8. Intentaré provar-los un dia a l'estil espanyol, amb formatge!!! Gràcies per aquest interessant post! Petons!

    ResponderEliminar
  9. caray has conseguido una masa perfecta y con el relleno sera celestial¡¡
    Buen finde
    Bss

    ResponderEliminar
  10. Te veo muy identificada con las celebraciones judías en los últimos días. No sé si será fruto de la casualidad, de un interés que te ha llegado últimamente o de algo más. A mi me encanta que nos acerques recetas tradicionales, tanto de nuestro país como de otros. La cocina judía me parece de las más cercanas a la española (corrígeme si estoy equivocada).

    Tú ya sabes del éxito que los donuts tienen entre los niños, así que cómo no íbamos a imaginar que estos sunfaniyots no podrían tenerlo igualmente entre los niños judíos.

    Ana tiene un blog estupendo. Pero a mi me hace llorar cuando veo esos panes y esas fotos tan, tan sugerentes.

    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Una entrada realmente plena de llum, encara que ja saps que jo no estic massa en la qüestió religiosa. Encara que jo segueixo el calendari per las celebracions gastronómiques, encara que tejen un transfons religiós, que si el tortell de Reis, que si la mona, que si la coca de Sant Joan. Tu ho brodes amiga! Farcits amb melmelada...
    Una abraçada,
    Nani

    ResponderEliminar
  12. Por diversos motivos, soy una enamorada de la cultura judía y me ha encantado este post.
    Besos y mis mejores deseos para estas fechas especiales: ¡Feliz Navidad y, con retraso, feliz Hanukkah!

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, comentario, duda o aclaración. Agradezco enormemente que lo hagas y gracias por visitarme!

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: abrilex@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Lo más reciente

Entradas Populares