KING CAKE - UN ROSCO DE CARNAVAL NORTEAMERICANO

martes, febrero 18, 2014


Hace 2 años en el blog de Cocinando con Catman descubrí una receta para estas fechas que me sedujo doblemente. En primer lugar por ser una receta norteamericana y en segundo lugar por ser un rosco, masa que me encanta preparar pues no se me da mal.  Así que, me puse manos a la obra… y aquel mismo año la probé. 

Hoy, os la traigo para refrescar la memoria y porque lo he hecho cada año. El sábado con motivo de las Meriendas de Margot, a la que fui invitada y dónde lo pasé muy bien, llevé uno de los roscos. Llamó la atención.  Por cierto que en la merienda, fuimos obsequiadas con un lote fantástico de cosas; un cazo de BRA que ya he estrenado, un kit de tapas de Ingredíssimo (que estoy deseando estrenar), de Silikomart un molde para bombones en forma de corazón y una camiseta y de la casa Home Chef un pote de pasta de regaliz...GRACIAS, son fantásticos y sobretodo fruto de las gestiones de Cookiteca y Neus.

Volviendo al rosco, a mi me encanta…. Por su sabor, el interior que recuerda a los strudels (frutos secos, pasas, mantequilla, canela), el colorido de su aspecto, y la masa esponjosa y suave que lo conforma.  

Y qué es este rosco? Manu ya nos lo explica en su post. El estado de Lousiana, cuya capital es Nueva Orleans, fue colonizado por los franceses en primer lugar (aunque en el S. XVIII fueron canarios y andaluces quienes acudieron a esta zona de Estados Unidos), y es pues de Francia y de la evolución de la Galette des Rois (ó Gâteaux des Rois) que surge este rosco, que se come desde el día de Reyes hasta el jueves lardero (el día antes que comience la Cuaresma), que este año será el jueves 27. Aunque el gran día de su consumo será pues el  Mardi Gras (Jueves Lardero).  

Los colores del rosco simbolizan los 3 reyes que a su vez representan a la justicia (color morado), la fé (color verde) y el poder (color amarillo). El hecho de que en su interior encontremos la figurita de un bebé tiene múltiples interpretaciones; qué representa al niño Jesús, qué en la casa de la persona que lo descubre ó a ella misma (si es mujer) le vendrá próximamente un bebé ó qué el año que viene o en la próxima fiesta con King Cake, será el encargado de hacerlo o pagarlo.  

En la actualidad el King Cake se consume en toda la parte Sureste de estados Unidos, desde la zona más oriental de Texas, pasando por Alabama, Missisipi, Georgia y Florida. 

La receta es la de Manu, no he hecho ningún cambio ni variación porque se sigue facilísimo y sale estupenda.  Podéis consultarla  aquí
 



KING CAKE

 

Ingredientes:
(con estas cantidades salen 2 roscos)

Para la masa
750g de harina de fuerza (yo usé mix panificable mix fuerza)
2 huevos
250ml de leche
60g mantequilla
25g de levadura fresca
175g de agua
125g de azúcar
1 cucharada de nuez moscada

Para el relleno
125g de azúcar moreno
2 cucharadas de canela
175g de nueces picadas
50g de pasas
125g de mantequilla derretida

Para la cobertura
150g azúcar
Colorantes violeta, amarillo y verde (yo usé Wilton en gel)
150g azúcar glas
1 clara de huevo

Calentar la leche brevemente junto con la mantequilla hasta que se derrita. Verterlo en un bol grande y cuando esté tibio añadir el cubito de levadura, disolverlo con ayuda de una cuchara y añadir una cucharada del azúcar que usaremos.  Dejar reposar 10m. hasta que veamos que la levadura comienza a actuar (burbujitas).  Añadir el agua a la mezcla, los dos huevos (batidos previamente), el resto del azúcar, la sal y la nuez moscada.

Incorporamos la harina poco a poco, hasta que se nos despegue de las paredes y podamos manipularla con las manos sin que se nos pegue. Como usé una mezcla de harinas, o quizás por el tamaño de los huevos, me requirió un poco más de harina que incorporé hasta conseguir la textura deseada (no mucha más).

Pasamos la masa a la encimera y amasamos. Yo utilizo el sistema Iban Yarza… unos cuantos reposados y un breve amasado. Es decir, una vez mezclados todos los ingredientes (fresado), dejo la masa reposar sobre la encimera 10m. Cuando vuelvo a ella, tiene ya otra textura, y entonces la amaso brevemente, colocando una parte de la masa sobre la otra (como si doblara un folio), levantándola de la encimera y dándole un movimiento giratorio de 90º y volviendo a hacer el mismo gesto… pero cualquier tipo de amado sirve. Sin marear mucho la masa, dejarla reposar de nuevo 10m. Así varias veces hasta que vemos que la masa tiene una consistencia lisa y bonita (Yo lo hice unas 3 veces). Durante estos reposos la levadura ya está actuando y eso lo vamos notando en textura y el tamaño que va adquiriendo la masa.

Aceitamos levemente la superficie del bol, introducimos la masa en su interior en forma de bola y tapamos con film (yo lo hago con un gorro de ducha tal cual dice IY), y ponemos la masa a levar en la parte más cálida de la casa de 1,30h a 2h (habrá doblado su volumen).
 


Mientras podemos preparar el relleno que no consiste más que en mezclar los ingredientes obteniendo una masa tipo crumble, como si fuera tierra. Reservamos.

Sacamos la masa del bol y la desgasificamos con un par de masajes. La partimos en dos (nos sirve para dos roscos).

Con ayuda de un rodillo le damos a la masa forma de rectángulo. Seguramente notaremos como la masa resiste al rodillo y se encoge cada vez que quitamos el rodillo. Dejarla reposar 5m. y volver a ello. Veréis que ya es más fácil.

Cuando tengamos el rectángulo hecho ponemos a lo largo del lado más largo una hilera generosa de relleno en el borde superior (ver las fotos del paso a paso).   En algún momento de esta línea colocamos la figurita del bebé (recubierto de film).



Enrollamos la masa como si hiciéramos un brazo de gitano y la curvamos haciendo un redondel. Para unir los dos extremos abrimos uno de ellos e introducimos el otro dentro.

Con unas tijeras efectuamos los cortes para que una vez horneado se vea el relleno.

Lo dejamos tapado con un trapo levar de nuevo sobre 1,30m. Duplicará su volumen.

Cuando falten 20 min. encendemos el horno a 180º.

Metemos el rosco en el horno durante unos 15-20m (cada horno es un mundo) vigilando que no se nos dore demasiado…en cuyo caso podemos taparlo con papel de aluminio.

Para adornarlo, preparamos primero una glasa con el azúcar lustre y la clara de huevo (mejor si es pasterizada) que dejaremos caer por todos los lados del rosco (hacerlo sobre una rejilla).

Repartimos el azúcar normal en 3 boles y añadimos los colorantes. Empezar con poco. Con el morado yo me pasé y me quedó demasiado oscuro.  Si estáis usando el gel, como era mi caso, añadimos un poquito de agua y os quedará con una consistencia terrosa (como cuando hacemos el azúcar del rosco de Reyes).

Una vez colocada la glasa vamos intercalando capas de azúcar coloreado por los diferentes lados que nos han formado los cortes de tijera.
 
Se suele acompañar la decoración con máscaras y collares de cuentas.

(Yo horneé el segundo rosco y lo dejé listo. Cuando enfrió lo congelé. El día que lo saqué, lo dejé descongelar sobre la encimera de la cocina y le di un toque de 5-8 min de horno al final. Estaba igual de delicioso).

Y ça c’est tout!!!!!!!! Espero lo disfrutéis!
 
Este bebito me lo regaló Angela Orozco de Chicago. La comunidad latina suele poner bebés en sus roscas de Reyes y por tanto son fáciles de encontrar. Gracias.
 
 
 

Te puede interesar...

22 comentarios

  1. Mon, qué bien, ahora ya tenemos la receta!!! Y de nuevo una historia sorprendente. Bss.

    ResponderEliminar
  2. La historia me ha encantado, me parecia una receta complicada, pero con lo bien que lo has explicado ...yo me lanzo eh!!! porque me encanta!! Si se parece al strudel, me chifla.
    Besotes
    Ettore

    ResponderEliminar
  3. No coneixia gens aquest dolç ni la seva història...
    T'ha quedat espectacular, i amb el farcit de nous i canyella ha de quedar boníssim.
    La forma de rosco amb els talls, queda preciosa!

    ResponderEliminar
  4. No me extraña que llamara la atención este rosco, es original y además debe estar buenísimo con el relleno que lleva. Bss.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la receta pero también la historia!! Súper interesante!
    Y si es parecido al strudel me gustará segurísimo!!! Parece menos complicado de hacer de lo que esperaba...
    Oye te he contestado en mi blog a lo del concurso, pero como creo que cuando alguien contesta a un comentario, la otra persona no lo recibe (o es que yo soy muy torpe), te lo digo por aquí: tengo mil películas en mente para tu concurso y otras mil recetas, así que me va a costar decidirme, pero voy a intentar participar!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Feia dies que no passava per casa teva... però amb aquesta recepta em tens asseguda davant la pantalla fent mmmmmmmm, jo en vull!!!!

    PTNTS
    Dolça

    ResponderEliminar
  7. Quina pinta aquest tortellàs!!! A veure si m'animo i el preparo per dijous gras! Et prenc la idea del farcit i la forma tallada! Petons!

    ResponderEliminar
  8. Así que este era el Rosco¡¡¡ Tiene pintaza y a mi como a ti las recetas norteamericanas me traen buenisimos recuerdos. Además con esa recomendación del relleno "tipo strudell", creo que va a ser uno de mis pendientes... ¿Ya me contarás en persona el sabado que tal la merienda con Margot. Bss preciosa.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  9. ¡Pintazaaa!! Me ha encantado, tanto la receta como su historia, de lujo!!
    Menudo descubrimiento...
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  10. que bonito Mon, no lo conocía!!! No me extraña nada tu éxito!!! un besito

    ResponderEliminar
  11. Lo que más me gusta de este rosco es el relleno.
    Esa combinación me encanta.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Ni idea de este rosco ni su historia.Te ha quedado expectacular en todo y seguro que gusto en la merienda¡
    Peto

    ResponderEliminar
  13. No sabia nada de su historia! y tiene una pinta! Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  14. Com sempre, una fantàstica entrada. No coneixia aquesta tortada. Amb un farcit de mil meravelles.
    Ja falta poc...
    Nani

    ResponderEliminar
  15. Que histioria más bonita detrás de este Roscón verdad?? Si...triunfaste en Las Meriendas de Margot...ya lo sabes guapa!
    Besos y ganas de verte más...que me quedé con las ganas!!!!
    Gemma de Food&Cakes by GB

    ResponderEliminar
  16. Carai! quin pastís!! Sempre ens sorprens amb receptes americanes ben curioses, Mon!! M'encanta, aquesta proposta de carnaval.

    ResponderEliminar
  17. Ya lo dije el otro día en FB..esta receta es de las que me emocionan y sin duda haría..es más, la haré un día..ahora no creo que pueda porque tengo una muy importante en marcha que es para una linda roja y su concurso ;)..pero sabes que???..que casualidades de la vida no le queda nada lejos a este rosco..ahora vamos a jugar..adivinas que película es????...sé que tú la adivinarás :)
    loveu mi roja!!!

    ResponderEliminar
  18. Y yo, que lo probé, puedo testificar que estaba buenísimo!!! ;) Besos

    ResponderEliminar
  19. Qué rosco más rico! No me extraña que llamase la atención en la merieda con Margot & Co.
    Me ha gustado leer la historia de este dulce :)
    besos

    ResponderEliminar
  20. Feliz me haces ;-)
    Me has emocionado
    Mil besos amor

    ResponderEliminar
  21. Hola Mon!
    Ara he vist com es feia el tortell! Et va quedar genial i era molt bo!
    M'encanten els tortells i la història que hi ha darrera, la del bebito em va encantar! :)
    Una abraçada!

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, comentario, duda o aclaración. Agradezco enormemente que lo hagas y gracias por visitarme!

Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: abrilex@gmail.com

Por falta de tiempo este blog no participa en cadenas de premios, ni memes. De todas formas agradezco enormemente que hayas pensado en mi.

Archivo

Lo más reciente

Entradas Populares